Raquelgaji's Blog

Trastornos de comunicación

TRASTORNOS DE COMUNICACIÓN

AUTISMO

El autismo es un conjunto de discapacidades en el desarrollo del individuo provocadas por una anomalía en el cerebro, y las personas que lo padecen tienden a tener problemas sociales y de comunicación, también tienen conductas repetitivas rechazando cualquier cambio que pueda darse en sus actividades. Las personas autistas aprenden, prestan atención y pueden reaccionar ante diferentes sensaciones de forma no tan usual. Esta enfermedad comienza en la infancia y puede durar toda la vida.

 

COMPORTAMIENTO Y AUTISMO

Los autistas suelen tener dificultades para darle un sentido general al mundo, por consecuencia, no pueden hacer amistades significativas y poseen una capacidad limitada para comprender los sentimientos del otro. La realidad para una persona autista se basa en una nube confusa de gente, objetos, acontecimientos y lugares, no tienen un límite, orden o un significado en claro sobre el mundo en el que viven. La sociedad nacional del autismo enumera las 3 principales características de esta enfermedad:

  • La primera se basa en la interacción social: en donde uno nota la dificultad del individuo para relacionarse, se lo nota distante e indiferente.
  • La segunda es la dificultad en la comunicación social: no existe (o es casi escasa) la comunicación verbal y no verbal, por ejemplo: no comprenden de forma completa el significado de gestos, expresiones o del tono de voz.
  • Y por último el autismo hace que la persona carezca de imaginación: tienen un limitado grupo de actividades a realizar fijado en su cabeza y siempre lo copian realizando dichas actividades una y otra vez.

Los médicos y científicos no saben con precisión cuál es la causa del autismo pero muchos de ellos aseguran que los factores genéticos están involucrados. Otros asocian este trastorno a distintas enfermedades que dañan al desarrollo del cerebro antes, durante y poco después del nacimiento del niño. Aunque muchos culpan a las vacunas, en Japón se realizaron varias investigaciones que señalaron que el número de niños autistas siguió incrementándose después de que la vacuna triple fuera retirada de circulación en 1993.

El autismo es fácil de diagnosticar ya que es una enfermedad compleja y los síntomas son muy variados. Aunque estos síntomas son evidentes durante los primeros años de vida del individuo, pueden pasar desapercibidos durante mucho tiempo, inclusive años. Sin embargo aquellos que poseen este trastorno tienden a mostrar el comportamiento digno de una persona con esa enfermedad de forma muy evidente: golpeando ligeramente parte de su cuerpo, se balancean sin razón, rechinan sus dientes y gruñen repetitivamente, entre otras cosas.

El comportamiento que se asocia a este fenómeno incluye: un apego de forma excesiva a objetos sin ningún tipo de razón, fascinación repetitiva con objetos y sonidos y la mayoría de los autistas colocan los objetos en filas o patrones.

MUTISMO

SINTOMATOLOGIA ESENCIAL:
Inhibición del habla en una, varias o muchas situaciones sociales, incluyendo la escuela, a pesar de tener capacidad para hablar y comprender el lenguaje. Algunos pueden comunicarse mediante gestos, con afirmaciones o negaciones con movimientos de cabeza o, en algunos casos, utilizando monosílabos o expresiones cortas. Lo más frecuente es que el niño no hable en la escuela, aunque sí en casa y que se niegue a hablar con adultos desconocidos.

El mutismo más grave es la inhibición del habla en todas las situaciones. Pueden poseer habilidades normales para el lenguaje oral, aunque también pueden sufrir un retraso en el desarrollo del lenguaje y/o trastornos en la articulación y la fluidez (Dislalias/Tartamudez). El rechazo a hablar no es, sin embargo, debido a un déficit grave del lenguaje o a otro trastorno mental. Podría hablar, aunque fuera mal, pero no lo hace.

La edad de comienzo suele ser antes de los cinco años, pero llaman la atención al ingresar en la escuela. En algunos casos, la alteración dura solo varios meses, aunque puede perdurar varios años, si no se inicia tratamiento psicológico. Puede haber un deterioro grave del funcionamiento social y escolar.

SINTOMATOLOGIA ASOCIADA:

  • Pueden presentarse otros trastornos en el lenguaje expresivo (Dislalias, disglosias, rinolalias).
  • Timidez excesiva, aislamiento social, retraimiento, rechazo escolar, encopresis, enuresis, rasgos compulsivos, temperamento inestable y conductas de negativismo.
  • Complicaciones. Fracaso escolar y el ser víctima propiciatoria de los compañeros.

FACTORES PREDISPONENTES:
La sobreprotección, los trastornos del habla y/o el lenguaje ( Dislalias, disfemias, Rinolalias, Retraso del habla y el lenguaje, etc.), el retraso mental recuperable/límite (Síndrome psicosocial), la emigración, la hospitalización o un trauma antes de los tres años y, la entrada en la escuela, podemos considerarlos como factores que predisponen una inhibición del habla en los niños.

CARACTERISTICAS DIFERENCIALES:
En el retraso mental grave, en un trastorno profundo del desarrollo, o en los trastornos del desarrollo del lenguaje de tipo expresivo (Disfasia) puede haber dificultades para hablar, pero no una inhibición tan grande que les impida hacerlo. En la depresión, el trastorno por evitación en la infancia o la adolescencia, el negativismo y la fobia social, puede haber también un rechazo a hablar pero en todos estos casos la ausencia de habla (Total o casi total) no es la alteración predominante, que sí lo es en el mutismo.

TIPOS Y NIVELES:
Podemos considerar los siguientes criterios para los niveles de afectación: la edad del sujeto (A mayor edad, mayor persistencia del trastorno y mayor gravedad), la duración del mismo (cuanto mayor tiempo desde que se conoce la inhibición, mayor gravedad); la extensión (cuanto más numerosas y generalizadas sean las situaciones en las que inhibe su habla, mayor gravedad) y la intensidad (Cuanto más inhiba su comunicación oral, mayor gravedad comporta). Así, podíamos establecer los siguientes niveles:

A.- Mutismo total o casi total, en la mayoría de las situaciones de interacción y con casi todas la personas.
B.- Mutismo selectivo idiomático: Niños de familias emigrantes de un país de idioma diferente que se niegan a hablar nuestra lengua, aunque existe una adecuada comprensión, pero persiste rechazo a hablarla.
C.- Mutismo selectivo de personas: Niños que seleccionan las personas con las que hablan, aunque sea poco, solo hablan a algunos de sus iguales y sus familiares más próximos. No hablan con adultos extraños incluidos la maestra o el maestro, o solamente contestan con gestos a sus preguntas.
D.- Mutismo selectivo de situaciones: Solo hablan en casa y con sus padres o familiares más próximos, en el colegio con muy pocos niños y muy poco, nada con los demás niños ni con los profesores, ni dentro de la clase a todo el grupo.

CRITERIOS:
A. Negativa persistente (más de seis meses) a hablar en casi todas o en algunas situaciones sociales. O en situaciones concretas donde el niño tiene que interactuar habitualmente (como por ejemplo en el colegio).
B. Capacidad para hablar y comprender el lenguaje hablado (puede hablar con casi normalicad en determinadas circunstancias o situaciones).
C. Todo ello no es debido a otro trastorno somático o mental grave.


Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: