Raquelgaji's Blog

trastornos del habla

TRASTORNOS DEL HABLA


DISFONÍA

Trastorno o alteración de la emisión vocal, en cualquiera de sus cualidades -intensidad, tono, timbre- debido a una causa orgánica o funcional.

Los tres elementos que intervienen en la producción de la voz son la caja torácica y pulmones, los repliegues vocales y las cajas de resonancia y órganos de articulación. La coordinación de tales elementos dará como resultado una correcta emisión vocal

No hay que confundir una disfonía de una afonía, ya que ésta última es la privación del uso de la voz, la pérdida total, aunque temporal, de la voz.

Mediante un estudio foniátrico exhaustivo y preciso se obtendrá el diagnóstico etiológico:

a)Historia clínica: motivo de la consulta, profesión tiempo que dura el problema, antecedentes patológicos familiares y personales, hábitos personales…

b)Exploración orgánica de los pulmones, laringe, faringe, cajas de resonancia.

c)Exploración funcional neumofonatoria.

d)Exploración funcional de la laringe.

e)Otras exploraciones complementarias para el análisis de la voz, como por ejemplo, la grabación de la voz en una cinta magnetofónica, la sonografía(análisis espectral del sonido) y el fonetograma.

CLASIFICACIÓN DE LAS DISFONÍAS

1.      Patogenia o alteraciones endocrinológicas que influyen en la voz:

a)      Hormonas sexuales.

b)      Hormona tiroidea.

c)Hormona corticosuprarrenal.

d)Hormonas hipotalámicas.

e)Hormona paratiroidea.

f)Hormona pancreática.

 

2.      Disfonías orgánicas debidas a alteraciones morfológicas de los órganos de la laringe:

a)malformaciones laríngeas congénitas.

b)inflamaciones.

c)traumatismos laríngeos.

Estos tipos de disfonías orgánicas son ocasionados por:

–         Formaciones y lesiones de los pliegues vocales, como pólipos, nódulos, papilomatosis, queratosis, leucoplasia, degeneración polipoidea, etc.

–         Anomalías estructurales, como hendidura o cierre velofaríngeo insuficiente, que crea nasalidad, y pliegues vocales arqueados.

–         Deficiencias neurológicas directas o indirectas, como parálisis de los pliegues vocales, enfermedad de Parkinson, voz postcoronaria, esclerosis múltiple y esclerosis lateral armiotrófica.

–         Escisión parcial o completa de la laringe, como cordectonía parcial o completa, hermilaringectomía y laringectomía.

3.      Disfonías funcionales:

a)      Hipercinéticas.

b)      Hipocinéticas.

 

TRATAMIENTO DE LAS DISFONÍAS

TRATAMIENTO DE LAS DISFONÍAS ENDOCRINOLÓGICAS

El tratamiento de estas disfonías no debe dirigirse a los órganos de fonación sino más bien a la patología que los produce, y que es la específica para cada enfermedad.

TRATAMIENTO DE LAS DISFONÍAS ORGÁNICAS

– Las malformaciones laríngeas congénitas en su mayoría se manifiestan desde el momento en que se produce el primer sonido, siendo algunas incompatibles con la vida. En cambio, otras pueden pasar inadvertidas y no manifestarse hasta que la persona requiera una mayor exigencia vocal debido a su profesión.

Su tratamiento es siempre quirúrgico y debe acompañarse de una terapia rehabilitadora pre y posquirúrgica.

– En las disfonías orgánicas inflamatorias el tratamiento de la laringitis o de la artritis crónica o cricoarritenoidea será específico para cada uno de los casos y tiene la responsabilidad el médico foniatra. Lo que se intenta es la normalización morfológica de los repliegues vocales y su buen funcionamiento. Su tratamiento se tratará con la medicación específica para cada uno de los casos, acompañada de reposo vocal absoluto.

– Los traumatismos laríngeos son producidos por heridas, contusiones, quemaduras por inhalación o ingestión, los efectos de la radioterapia, el granuloma postanestésico, las parálisis como consecuencia de las estrumectomías, las consecuencias de las laringectomías parciales, y las que son provocadas por maniobras quirúrgicas mal efectuadas.

El tratamiento será quirúrgico y reeducador, siempre con la finalidad de devolver o mejorar su morfología y funcionalidad.

 

TRATAMIENTO DE LAS DISFONÍAS HIPER E HIPOCINÉTICAS

Dentro de las disfonías hipercinéticas se puede englobar:

–         Monocorditis vasomotora.

–         Voz de bandas ventriculares.

–         Úlcera de contacto.

–         Hemorragia submucosa del repliegue vocal, latigazo laríngeo.

–         Eversión del ventrículo o laringocele.

–         Disfonía hipercinética sin lesión laríngea.

 

En las disfonías hipocinéticas pueden aparecer los siguientes casos:

–         Nódulo vocal.

–         Pólipo vocal.

–         Edesma de Reinque o poliposis vocal.

–         Fonastenia.

Generalmente, en las disfonías hipercinéticas la alteración orgánica es secundaria a un sobreesfuerzo vocal, en cambio en las disfonías hipocinéticas la alteración orgánica puede ser primaria o secundaria, es decir, puede ser la causa o la consecuencia del mal funcionamiento.

En los dos tipos de disfonías el tratamiento debe ser rehabilitador, aunque según la gravedad del caso puede solucionarse con una operación quirúrgica o con la medicación.

El tratamiento rehabilitador de la voz, o también llamado reeducación vocal quiere lograr los siguientes objetivos:

–         Desbloquear y educar la respiración, ampliando y controlando dicha respiración y haciéndola eficaz para la fonación.

–         Aumentar la elasticidad y el fortalecimiento, así como el correcto funcionamiento de los repliegues vocales.

–         Aumentar la abertura, la agilidad y la elasticidad de los órganos de la articulación y las cavidades de resonancia con el fin de aumentar o ampliar el sonido y mejorar la comprensión del mensaje.

 

 

DISLALIAS

1. Concepto.

Es el trastorno en la articulación de los fonemas, que puede ser por la ausencia o alteración de algunos sonidos concretos o por la sustitución de éstos por otros de forma improcedente.

Esta incapacidad para pronunciar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas, puede afectar a cualquier consonante o vocal, pero puede ser un mayor problema en ciertos sonidos; como por ejemplo, los que requieren de una mayor agilidad y precisión de los movimientos en la pronunciación, como aparece en /r/; otros sonidos en los se hace difícil la articulación por no ser visible el punto de aplicación del fonema, esto sucede en /k/, y también se encuentran otros sonidos en los que hay una mayor tendencia a deformar las posiciones articulatorias de la lengua, como es el caso de /s/.

La dislalia es uno de los trastornos del lenguaje que con mayor frecuencia se presenta, pero tienen un pronóstico favorable, ya que si no se somete a un tratamiento precoz adecuado, puede traer consecuencias negativas en la personalidad, adaptación social y en el rendimiento escolar del niño.

2.Sintomatología

La sintomatología del sujeto dislálico se clasifica en dos apartados: los síntomas que hacen referencia a la articulación del lenguaje y los que aparecen en el desarrollo de la personalidad.

Existen tres tipos de errores que aparecen en los problemas de la articulación: sustitucióndistorsiónomisión.

La sustitución consiste emitir un sonido, reemplazándolo por otro. Por ejemplo, cuando un niño se siente incapaz de pronunciar correctamente y en su lugar emite otra articulación que le resulta más fácil y asequible. También puede darse este tipo de error cuando el sujeto tiene dificultad en la percepción o discriminación auditiva.

La distorsión se produce al aproximar más o menos la articulación de un sonido de forma incorrecta o deformada. Las distorsiones suelen ser muy personales, ya que cada sujeto tiene una forma distinta de distorsionar el sonido. Generalmente es debido a una imperfecta posición de los órganos de articulación o a la forma improcedente de salida del aire fonador.

La distorsión, junto con la sustitución, son los errores que con mayor frecuencia se presentan en la sintomatología de la dislalia.

La omisión consiste en omitir el fonema que no sabe pronunciar, afectando en unas ocasiones sólo a la consonante (diciendo «ápiz» por «lápiz» o «cao» por «carro», y otras omitiendo la sílaba completa que contiene dicha consonante, dando lugar por ejemplo, «cacol» por «caracol» o «mino» por «camino».

En los sinfones o grupos silábicos en los que hay que articular dos consonantes seguidas, como «tra», «bra», «pra», etc. es muy frecuente la omisión de la consonante medial cuando existe dificultad para la articulación.

Otro síntoma que suele darse sobre la personalidad del sujeto hace referencia a la disminución del rendimiento escolar con relación a sus posibilidades.

 

 

DISARTRIAS

1. Concepto.

Dificultad o trastorno de la articulación de naturaleza motriz, como consecuencia de lesiones del sistema nervioso, las cuales provocan trastornos del tono y del movimiento de los músculos fonatorios, que gobiernan los músculos de los órganos de la fonación y la articulación.

1. Sintomatología.

Se presenta muy variada y constituye el cuadro clínico que presenta el enfermo.

La sintomatología en la articulación comete toda serie de deformaciones en su expresión hablada, con palabras borrosas, farfulleos, sonidos inexactos que en ocasiones pueden llegar a hacer su lenguaje casi ininteligible, especialmente para las personas que no son cercanas a él y no están acostumbradas a oírle.

Los movimientos de la articulación se requiere que sean precisos, finos, sincrónicos y rápidos; y la lengua y los labios del sujeto afectado de disartria, no reúnen estas condiciones. A veces estos órganos se pueden mover para realizar otras funciones, pero no para hablar, causado por una falta de coordinación.

El ritmo de la palabra también suele estar alterado, haciéndose demasiado rápido o lento.

Con frecuencia acompañan a la disartria trastornos respiratorios, con contracciones y espasmos que interrumpen el acto de respiración, entorpeciendo la emisión de la voz, al no sincronizarse la respiración con la palabra. Por ejemplo, el decaimiento rápido de la voz, después del inicio de la frase hasta llegar a no hacerse audible. Ésta es una de las alteraciones provocadas por problemas respiratorios.

En todos los sujetos disártricos el tono muscular aparece alterado, en mayor o menor medida, presentando una hipertonía (aumento exagerado del tono muscular) que puede ser espástica o rígida, y una hipotonía que supone una anormal disminución del tono muscular, dándose de forma permanente, ya que si afecta a los órganos fono-articulatorios dificultan la expresión del lenguaje.

Otra alteración del tono muscular son las distonías, que suponen un aumento del tono, no continuo o mantenido de un grupo cualquiera de músculos, que alteran la articulación de la palabra cuando la zona afectada es la buco-facial.

Otro de los síntomas que acompañan a la disartria es la torpeza motriz generalizada, con alteraciones del movimiento o detención de la madurez psicomotriz, dándose a veces movimientos involuntarios que no pueden ser controlados por el sujeto.

De estos movimientos anormales los más generalizados son los movimientos coreicos y los atetósicos. Los coreicos son bruscos, breves, irregulares y desordenados, súbitos y sin ritmo. Afectan a los miembros y a la cara, a los labios y a la lengua. Pero los movimientos atetósicos son más lentos y repetitivos que los anteriores.

Puede darse una disminución de la fuerza muscular voluntaria para la realización de cualquier tipo de movimientos, hasta llegar incluso, a la parálisis o pérdida total de dicha fuerza.

Otra característica que presentan los movimientos de los disártricos es la ataxia o falta de coordinación en el trabajo que deben realizar, ya que al faltar esta coordinación el movimiento resultante está desorganizado, con oscilaciones y sacudidas, y sin alcanzar el objetivo propuesto.

En ocasiones pueden aparecer fallos en los movimientos de la deglución espontánea de la saliva, provocando el babeo frecuente del niño.

DISGLOSIA

  1. INTRODUCCIÓN.

La disglosia es un trastorno permanente del habla. Los problemas de pronunciación son muy complejos, entre otras cosas porque hay factores de tipo orgánico.

  1. CONCEPTO.

Dificultad de pronunciación oral por alteraciones anatómicas y/ o fisiológicas de los órganos articulatorios periféricos y de origen no neurológico.

  1. CLASIFICACIÓN.

Según la división anatómica de los órganos periféricos del habla, las disglosias se dividen en:

  • Disglosias labiales: Son trastornos de la articulación de los fonemas por la alteración de la forma, movilidad o consistencia de los labios. Frecuencia 1/ 1000.

Pueden ser:

-Labio leporino: malformación congénita que abarca desde la simple depresión del labio hasta su hendidura total. Su forma más grave es la hendidura central.

-Frenillo labial: Impide la movilidad normal del labio superior, dificultad de la articulación de la /u/, /p/, /b/, /m/. Las bilabiales son sustituidas por labiodentales /f/. Tienen dificultades para sorber líquidos por un tubo. Su tratamiento quirúrgico se le llama frenulectomía.

-Fisura del labio inferior: Normalmente va acompañada del labio leporino superior.

-Macrostomía: alargamiento de la hendidura bucal.

-Parálisis facial: Debido a un trauma obstétrico producido por fórceps o por comprensión contra los huesos pelvianos.

  • Disglosias mandibulares-dentales: Es un trastorno de la articulación de los fonemas por la alteración de la forma de uno o ambos maxilares.

Puede ser producida por:

-Resección del maxilar superior: Extirpación de una parte del hueso.

-Resección de la mandíbula.

-Atresia mandibular: Anomalía congénita que consiste en un empequeñecimiento de la mandíbula por causas congénitas o adquiridas (chupa el dedo, uso del chupete).

-Progenie: Mandíbula inferior muy prominente, perdiéndose la articulación entre los dientes.

-Disglosia dental: Alteración de la articulación por la situación o posición de los dientes.

 

  • Disglosias linguales: Trastorno orgánico de la lengua. La rapidez, exactitud y sincronismo de los movimientos de la lengua son importantes para la articulación. Dichos trastornos pueden ser debidos a impedimentos en su movilidad, pérdida de sustancia en la fulguración y en la glosectomia (por quemaduras o mordeduras), anquiloglosía (la punta de la lengua es excesivamente corta), por malformaciones de la lengua, macroglosia (lengua exageradamente grande, este trastorno es propio de los Síndrome Down).

 

  • Disglosias palatinas: Alteración en la articulación de los fonemas por alteraciones orgánicas del paladar óseo y del velo del paladar.

-Paladar corto, ojival.

-fisura palatina: Malformación congénita en la cual las dos mitades del paladar no se unen en la línea media.

– Rinolalia: Pérdida del aire a través de la nariz durante el habla, da lugar a la voz nasalizada.

  • Disglosias nasales: Producidas por un mal paso del aire a los pulmones, dificultad de respiración.
  1. ETIOLOGÍA.

Las posibles causas son todas aquellos órganos responsables de la articulación de los sonidos:

-Malformaciones congénitas craneofaciales.

 

-Trastornos del crecimiento.

-Malformación labial (labio leporino).

-Malformación del paladar (paladar óseo, ojival).

-Cavidad nasal.

 

  1. EXPLORACIÓN.

El logopeda debe tener en cuenta la forma, tamaño e interrelación de dichos órganos, así como su funcionamiento durante la articulación verbal. Pero a veces no hay una relación directa, es decir, una fisura del paladar no supone forzosamente que sea una disglosia. Por eso debemos observar la producción oral y después estableceremos relaciones causa-efecto.

  1. TRATAMIENTO: EJERCICIOS.

Entre las clases de tratamientos que puede precisar un sujeto dependiendo del tipo de patología que presenta hay:

-Quirúrgico: Plástico y reconstructivo.

-Protésico: Ortodóncico.

-Logopédico.

-Médico: pediátrico y audiológico.

-Psicológico.

En primer lugar antes de intervenir se deben dar una serie de condiciones:

-Autoaceptación del problema.

-Reconocimiento de cada progreso.

-Relación paciente-logopeda.

DISFEMIA

1. Concepto

La disfemia, más conocida con el nombre de tartamudez, es un síndrome caracterizado por la afectación del ritmo de la palabra de la actividad verbal, acompañándose de angustia.

Afecta más                                                                                                                      a hombres que a mujeres. Los datos estadísticos indican una afectación muchisimo más grande en hombres que en mujeres. Pudiendo estar la causa de este fenómeno en el mayor desarrollo lingüístico de las niñas.

2. Clasificación

Tipos de disfemia:

A)    Disfemia tónica. Es aquella que impide la salida de la palabra, en su inicio.

B)    Disfemia clórica. Es aquella en la que se produce un titubeo en la palabra (es la más conocida).

C)    Disfemia tónico-clónica. Formada por la unión de las dos

3. Sintomatología

En principio, el individuo a partir de las percepciones del medio, intenta comunicar, pudiendo parecer un primer síntoma. Es el caso de aquellos individuos que comienzan a tener problemas a la hora de intentar de comunicar, por tener algún tipo de fallo en lo que llamamos ideación.

Pero, además el sujeto tiene que seleccionar las informaciones que va a comunicar, según sea su intención comunicativa.

 

RETRASO SIMPLE DEL HABLA

Es un desfase significativo en la aparición (comienzo tardío) y en el desarrollo de la expresión (evolución lenta) que no puede ser explicado por un retraso mental, que tampoco se debe a un trastorno generalizado del desarrollo, ni a déficit auditivo, o trastornos neurológicos.

No es un trastorno tanto de la articulación fonética, cuando de estructuración fonológica, que está atrasada para su edad cronológica. La comprensión es prácticamente normal para su edad y la actividad no lingüística se encuentra también dentro de la normalidad.

 

Los niños y niñas con un retraso simple del habla presentan:

Alteración en la organización fonológica del lenguaje (que puede afectar seriamente a su expresión). Son capaces de pronunciar sonidos aislados y grupos de sonidos, pero a la hora de su ordenación y diferenciación dentro de las palabras presentan dificultades.

Nivel de comprensión normal.

El desarrollo semántico y morfosintáctico, aunque no apartándose de patrones normalizados, pueden estar ligeramente retrasados.

La intencionalidad comunicativa puede verse inhibida, en función de sus experiencias personales y respuestas de contexto social, familiar, etc…

Son niños y niñas que evolucionan favorablemente, dependiendo de los contextos en los que se desenvuelven y con una adecuada intervención logopédica.

CLASIFICACIÓN DE LOS RETRASOS SIMPLE DEL HABLA.

Van a venir dados según el número de perturbaciones fonológicas por palabra.:

  • Entre los factores de gravedad de menor a mayor, podemos concretar:
  • Errores dentro del mismo campo fonológico: punto de articulación.
  • Errores fuera de ese campo fonológico: modo de articulación.
  • Sustituciones: sordo/sonoro.

 

DISFLUENCIA O TARTAMUDEZ FISIOLÓGICA O EVOLUTIVA

Diagnóstico diferencial de la espasmofemia. Se refiere a un proceso fisiológico en el cual el niño presenta repeticiones de la palabra completa y sin espasmos. Ocurre alrededor de los 3 a 4 años y es autolimitado.
Conducta: Seguimiento con intervención “indirecta”. No requiere derivación a especialista.

 

 

FARFULLEO O HABLA TAQUILÁLICA

Consiste en un habla precipitada, producto de la cual, no se entiende lo que el niño dice.
Se observa en pacientes ansiosos, y en algunos casos, en niños con retardo mental.
Conducta: Dar tiempo al niño para hablar, SIN interrumpirle. La derivación a psicólogo dependerá del grado e implicancias de la ansiedad del paciente.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: