Raquelgaji's Blog

trastornos del lenguaje lecto-escritor

TRASTORNOS DEL LENGUAJE LECTO-ESCRITOR

DISLEXIA

1.Concepto

Síndrome que consiste en una dificultad para distinguir y memorizar letras o grupos de letras, en una falta de orden y ritmo en su colocación y mala estructuración de frases, todo lo cual se manifiesta en la lectura, en la escritura y en la ortografía.

Hay que distinguir, entre una dislexia evolutiva o especifica en la que los trastornos en la lecto-escritura se dan en sujetos con un nivel mental normal y, por consiguiente, una vez superados dichos trastornos, se pueden integrar escolarmente y una dislexia madurativa en la que estas dificultades se asocian a un déficit intelectual. En este último caso el niño se ve mas condicionado por sus alteraciones perceptivas, pero esencialmente por su deficiencia mental.

 

2.Sintomatología

2.1 Mala lateralización

Los niños disléxicos que presentan alguna alteración en la evolución de su lateralidad suelen llevar asociados trastornos perceptivos, viso-espaciales y del lenguaje, que vienen a constituir el eje de la problemática del disléxico.

En este sentido, los niños que no tienen un predominio lateral definido conforman la estadística más numerosa, y suelen ser los que más dificultades presentan, junto con los zurdos, especialmente en la escritura, y los zurdos contrariados que al verse precisados a usar un lado no dominante presentan incoordinación motriz.

2.2 Alteraciones de la psicomotricidad

Los niños disléxicos las presentan unidas o no a una problemática de la laretalidad. Se aprecia: inmadurez psicomotriz, torpeza parcial manual o generalizada; tono muscular escaso o excesivo; falta de ritmo, no solo en sus movimientos sino también en su respiración sincrónica y en su lenguaje; dificultad para mantener el equilibrio estático y dinámico; conocimiento deficiente del esquema corporal, que les dificulta la estructuración espacial del propio cuerpo y, en consecuencia, el establecimiento de los puntos de referencia a partir de las cuales localizar los objetos.

2.3 Trastornos perceptivos

La posición de los objetos en el espacio es relativa dependiendo de la ubicación de la persona; de ahí las alteraciones perceptivo espacio-temporales en los disléxicos por el desconocimiento de su esquema corporal. El niño que no distinga bien arriba-abajo tendrá dificultad en diferenciar las letras como u y la n, la b y la p, etc.; el que no conozca derecha-izquierda la tendrá en reconocer letras con forma simétrica como d y b, p y q, etc. Se pueden producir también confusiones mixtas como b y q, d y p, que unen ambos tipos de desorientación.

Con respecto a la distinción delante-detrás, su alteración se manifestará más bien en un cambio de las letras dentro de las sílabas, como por ejemplo: le por el, se por es.

Hay que significar también los relativos a la percepción auditiva y visual. No existe una pérdida de audición o visión, pero sin embargo los sonidos no se discriminan con suficiente precisión y se confunden unos con otros. El fenómeno es semejante con respecto a la percepción visual, ya que con frecuencia confunde colores, formas y tamaños.

2.4 Alteraciones del lenguaje

Es frecuente que los niños disléxicos sufran en esta esfera retraso madurativo, dislalias, bajo nivel de vocabulario, lenguaje disintónico, con formas indebidas, inversiones orales (por ejemplo, dice amalopa por amapola), dificultad para aprender vocablos nuevos, más significativamente si se refieren a conceptos opuestos (abrir-cerrar), y empleo incorrecto de formas temporales verbales.

Los trastornos señalados pueden manifestarse todos ellos con carácter general, pero es frecuente que prevalezca el dominio de alguno/os de ellos. Esto vendría a permitir la distinción entre:

¨Dislexia con alteraciones fundamentalmente viso-especiales y motrices, cuyas características serían: escritura en espejo, confusiones e inversiones al escribir, torpeza motriz, disgrafías.

¨Dislexia con alteraciones fundamentalmente verbales y de ritmo, que vendría caracterizada por trastornos del lenguaje, dislalias, inversiones, pobreza de expresión, poca fluidez verbal, comprensión baja de las reglas sintáctica, dificultad para redactar, etc.

El niño disléxico tiene dificultad para identificar, memorizar y reproducir letras, sílabas, números, etc., de modo más concreto aquellas que tienen formas semejantes como b – d, p – q, d – g, g –p, u – n.. , que se diferencian por su posición espacial respecto a un eje de simetría. Así, el niño disléxico leerá lidros por libros, bato por gato. Esta composición recibe el nombre de inversión estática. También se producen inversiones dinámicas, consistentes en alteraciones en el orden de letras o de las sílabas dentro de las palabras. Por ejemplo, se lee Mardid por Madrid, estupala por espátula. Además de estas inversiones, que constituyen el rasgo más especifico y llamativo de la dislexia, se dan otros errores, como omisiones, reiteraciones y contaminaciones de letras. En un plano general se aprecia una lectura lenta, mecánica, arrítmica sin marcar los signos de puntuaciones, con respiración sincrónica, saltos de línea o repetición de la misma.

En el área escolar aparecen igualmente estas dificultades en la escritura, como disgrafias, escritura en espejo y disortografias.

 

AGRAFÍAS

Trastorno de la expresión escrita, Agrafías. Es un trastorno caracterizado por la desorganización de las capacidades para la expresión escrita. Pueden depender, fundamentalmente de dos perturbaciones fundamentales a nivel cerebral:

–   Una desorganización de la formulación lingüística, que repercute de manera directa sobre el lenguaje escrito, este es el caso de la agrafia afásica.

–  De un trastorno de los mecanismos superiores del movimiento, el gesto, la construcción visuoespacial, es el caso de la agrafía de origen apráxico. Cuando la agrafía es de orden apráxico, el trastorno se origina en la afectación de los sistemas que intervienen en la elaboración escrita.

También puede observarse una pérdida de la disposición espacial y de las relaciones recíprocas de las líneas, letras y palabras.

El enfermo afásico escribe poco y mal, en cambio el esquizofrénico puede mostrar una graforrea.

ALEXIAS

Trastornos de la comprensión del lenguaje escrito. Pueden diferenciarse dos órdenes de trastornos aléxicos: la alexia agnósica, y la alexia afásica.

 

La alexia agnóstica se caracteriza por una disolución de las actividades perceptivo-visuales, y debe encuadrarse dentro de las agnosias visuales. Presenta el paciente una perturbación importante el reconocimiento de palabras y frases, mientras que la identificación de las letras aisladas aparece más conservada. Las de morfología simple son mejor identificada que aquellas en morfología compleja. Se confunden letras de morfología próxima (P-R, D-O), o con una relación de simetría (d-b. p-q). En este tipo de alexia, la escritura espontánea y el dictado puede ser realizada con facilidad aunque no sea del todo correcta.

Alexia Afásica. Es un trastorno de la expresión escrita. Se altera la comprensión de letras, sílabas, palabras y frases. No obstante, es más importante el trastorno de la identificación de letras que el de palabras. Así, la lectura, cuando es posible, es una lectura global. El paciente puede ser incapaz de deletrear la palabra que acaba de leer correctamente de manera global.

Muchas veces la verbalización de una palabra leída es difícil: el paciente duda, vacila, y puede emitir la palabra deformada, o sustituirla por otra con relación conceptual con la palabra correcta. A pesar de estas dificultades para la verbalización, el paciente puede comprender bien el sentido de la palabra o frase, observándose así una disociación entre la comprensión y la verbalización del lenguaje escrito.


Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: